Entradas

Una pena

Despiertas, te pesa el cuerpo y te planteas dormir un poco más. La verdad es que no importa la decisión que tomes, pues no tienes nada qué hacer durante el resto del día. Empiezas a plantearte si esto es siempre lo que has queridos, y suspiras, pues no encuentras respuesta.
Al final apoyas tus pies en el suelo, y sientes el frío de la tarima desgastada. Tu habitación te saluda, y cediendo al positivismo mueves tu cuerpo hacia la ducha. Tu mente se distrae con el caer del agua, que se transforma en una cascada que te ayuda a meditar. Sales toda arrugada, miras el reloj, y decides que ya no vale la pena desayunar.
Sin comer nada, te paras frente a una pantalla, y buscas trabajo, te distraes con vídeos, enciendes el televisor, y buscas trabajo, vuelves a leer tu lista de cosas pendientes, y buscas, y buscas... Masticas algo de pan, y pasas del plato, pues aunque no hayas comido nada durante la mañana te encuentras llena.
Te vistes, imprimes currículums, das vueltas y vueltas. Prácticame…

La Vieja Guardia

Imagen
A veces es complicado mirar la vida con arrugas en los ojos: ¿quiénes somos?, ¿hacia dónde vamos?, ¿qué nos deparará la muerte? Hay incógnitas que todo ser humano se ha planteado, pero una nueva ha resurgido en este futuro tan complicado, ¿qué ocurre con aquellos ancianos que se alistan en las Fuerzas de Defensa Coloniales? Todo el mundo sabe que La Tierra está en guerra, y que el universo entero es una conquista, pero en esta ecuación hay algo que no cuadra, ¿por qué esta entidad busca a los humanos más ancianos?

Muy buenas queridos ecobloguerxs, por fin, y después de todo este tiempo, os traigo una reseña literaria. He de advertiros que si os llama la atención esta novela, por favor, no leáis los resúmenes del libro, porque os llevaréis más de un spoiler
¿A quién le gusta la ciencia ficción? Si sois de los pocos que han levantado la mano estáis de suerte, porque esta novela es una maldita joya. Por cierto, sino os habéis atrevido a leer historias pertenecientes a este género, u os…

Carta a un soldado

Atte: Una poetisa.
¡Hasta luego! ¡Nos vemos pronto!

Fantasmas

Desde que tengo memoria, siempre había visto a los fantasmas como un recurso perfecto para tener miedo y sentirnos vivos, pero solo era eso, un medio para conseguir un fin, como la existencia de Dios o la venganza del Karma. Nunca pensé que de verdad existieran, y que yo, tonta de mí, me convertiría en uno de ellos.

Ruido

Imagen
Solo podía oír su respiración agitada dentro del casco. "Uno, dos, tres...", contaba mentalmente mientras se formaba un débil vaho en el cristal que molestaba un poco su visión.

Brujas

Amarré a Ventisca de la empuñadora, miré los ojos de aquella bestia a la que una vez llamé hijo, y en un alarde de humanidad, se dejó morir ante mi filo. 

Acuné su cuerpo y acaricié su rostro como cuando era niño. Después del entierro, escondí mi cara de la Inquisición, y caminando sola buscando un refugio, lloré por mis hijos, por mis hermanas... por el fin de la magia.

La brevedad del amor

Imagen
Juraría que no hubo historia de amor más corta y más esperpéntica, que la que voy a escribir ahora mismo en esta carta: yo estoy enamorada de ti aunque sé que tú no, y a pesar de todo aquí me tienes, a punto de convertirnos en tragicomedia.