Fahrenheit 451


Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde.

Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros.


Muchas veces no sé cómo comenzar las reseñas, hay historias que te dejan sin palabras y esta no iba a ser una excepción.

En esta ocasión nos encontramos con un libro de ciencia ficción distópico que nos acerca a una realidad que no me parece para nada descabellada. Los humanos cada vez somos más violentos y maleables, la televisión ocupa las paredes de tu casa, y los medicamentos para poder conciliar el sueño están bastante normalizados.

El mundo está en decadencia y hace tiempo que ya nadie dice nada, la gente solo charla pero no conversan, el raciocinio brilla por su ausencia. La sensación que me dio el espacio en el que se enmarca la historia, es de un espacio triste, sin esperanza, vacío, como si siempre estuviese anclado en el otoño. 

Un libro lleno de reflexiones con personajes muy bien construidos, y aunque a veces es algo predecible, es cierto que el final deja a todo el mundo que conozco con el culo torcido.

La narrativa a mi me encantó, agradecí mucho como estaba escrito (o mejor dicho traducido). No me percaté de ninguna falta ni incongruencia, una maravilla vamos, así me pude centrar en la lectura sin ningún tipo de preocupación (soy muy especialita con esto)

Lo recomiendo para gente madura que lleve algo de recorrido en el mundo de la literatura y le guste sobre todo reflexionar y pararse un momento a observar bien el mundo que le rodea, al fin y al cabo, es una buena crítica de la sociedad actual.



Espero que os animéis a leerlo, os aseguro que vais a empatizar muchísimo con los personajes, y sobre todo, vais a sufrir muchísimo con el protagonista.

Un beso con mucho eco, y nos vemos en la próxima entrada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder

La historia de Ashe