Un día en la vida de un maltratador.

Estoy tan casando, sólo quiero llegar a casa y desconectar del trabajo. Otro día de bronca, otra vez el jefe poniendo mi palabra en duda. ¿Qué se cree mejor qué yo? ¿Yo qué me he sacado dos carreras, qué tengo mujer y dos hijos? ¿Yo qué tengo una gran casa y dos coches? Pero eso sí, algún día cogeré y le partiré la puta cara a ese desgraciado, sólo tengo que esperar.


  -¡Pili ya he llegado!

Se oye varios ruidos desde la cocina.

  -¿Pili qué coño te pasa es qué no me oyes?

  +Perdona cielo, con el ruido de la cocina y como estoy con la otitis, pues no he...

  -¿Has hecho ya la cena?

  +No te preocupes, ya me queda poco.

¿Qué le queda poco? ¿Pero esta de qué va? ¿Para dos cosas qué tiene qué hacer y encima mal hechas? Pedazo de inútil, pero bueno, no se la puede pedir mucho, la verdad es que la casa parece estar limpia.

  +¿Qué tal en el trabajo?

  -¿Perdona? 

Me acaba de preguntar por el trabajo para reírse de mi, ¿Verdad?

  +... Nada.

Entro en la cocina a trompicones y le agarro del brazo.

  -¿Qué pasa me estás vacilando?

  +No, de verdad que no...

  -Claro, piensas que soy un imbécil que no es capaz de hacer nada y no darte todos los lujos que tu quieres a pesar de lo que gastas. ¿¡Es eso verdad!? Te ríes de mí porque mi jefe me ha echado la bronca otro día más y no puedo elaborar el proyecto en condiciones. ¡Vamos habla! ¡No te asustes mujer! ¡No me seas tan cobarde!

La suelto del brazo, cojo un plato que hay en la encimera y lo tiro al suelo. 

  +De verdad... no era mi intención ofenderte...

  -Que sepas que esta vez no te tendré en cuenta el error, pero a la siguiente ya sabes lo que toca, ¿eh cielo?

Se ha puesto a temblar, pobrecita, no entiende como deber comportarse. Menos mal que acabó casándose conmigo y que yo la quiero como no la podría querer nadie, a saber como estaría con otro tío.

  -Ven anda tonta, ven aquí, con lo que yo te quiero. Tú me quieres, ¿a qué sí?

  +Sí, te quiero.

Se acerca a mí y la abrazo, tras unos segundos la aparto y le doy un cachete en el culo para que siga con la tarea. Sonriente, voy hacia el salón.

Al llegar, me doy cuenta de que la chaqueta de Pili está encima de una silla en vez de en el perchero.¿Eso quiere decir qué ha salido?

  -¡Pili! ¡Ven aquí!

Oigo como se acerca y se coloca a unos pasos de distancia detrás de mí. Me doy la vuelta y la miro.

  -¿Qué es esto?

Señalo a la chaqueta.

  +Verás, he salido a comprar unas cosas...

  -¿Unas cosas? ¿Con quién? 

  +Con nadie...

Me está mintiendo, está con otro y me ha engañado. Mírala, si encima se ha puesto carmín en los labios. ¿A caso no entiende el hecho de qué no puede estar con nadie más qué conmigo? Que pasa, ¿Qué no me quiere por qué no soy lo suficientemente hombre para ella, verdad? Se va a cagar, si no es mía, no es de nadie.

La cojo del cuello y la estampo contra la pared, siento como sus palabras de auxilio mueren lentamente cuando aprieto más y más la mano entorno a su garganta. Sería mejor que los niños no estuvieran de campamento para que comenzaran a aprender algo sobre el matrimonio, nunca se sabe cuando la mujer de tu vida aparece y hay que estar preparados.

La tiro al suelo y la arrastro hacia la habitación, ella comienza a gritar, y como respuesta, decido desnudarla y obligarla a que se dé una ducha muy fría, ya que sabe de sobra que gritar está prohibido y me pone de peor humor. 

Su cuerpo perfecto empieza a retorcerse en la ducha, y a los minutos se queda callada. La saco arrastras de la ducha como recompensa por haber dejado de emitir esos chillidos molestos.

  -Pili, debes entender que me debes pedir permiso si quieres salir, decirme con quien vas y lo que haces. ¿No quieres qué todo esto se estropee verdad? A los niños no les gustaría que te portaras muy mal y tuvieras que dejarnos.

Le doy un puñetazo en la cara, ella se cae al suelo e intenta taparse con las manos. Me bajo los pantalones y comienzo a mearle encima. Le pego varias patadas y la vuelvo a coger del cuello para terminar arrastrándola hasta nuestra habitación y así tirarla sobre la cama.

Allí, desnuda, temblando, sangrando por la nariz, llena de moretones, y sin apenas pronunciar palabra, la pongo a cuatro patas y empiezo a hacerla sexo anal, ¿No es acaso lo qué le van a todas las mujeres ahora con lo del Grey ese? 

Después de tener sexo, la ato, y sin taparla ni nada, duermo al lado suya y le doy las buenas noches. 

...

  -Mi vida... Despierta dormilona que ya es un nuevo día.

Al amanecer la desato. Tapo su cuerpo frío y salgo a la calle. Debería comprarle algo, me he pasado muchísimo y no quiero perderla, además, no quiero ir a la cárcel, antes muerto que no poder vivir sin ella, me arrepiento tanto... Pero no sé porqué lo hago, en realidad solo sé que la necesito y la educo como a mi me han enseñado, ella es la culpable, sino se portara mal no tendría que hacerla daño. 

Llego a casa con un ramo de rosas, un vestido nuevo, y dos pares de pendientes. Ella esta vestida y haciéndome el desayuno.

-Mi niña, mírala que bien se porta sin que yo me merezca ese gran desayuno. Verás angelito mio, lo siento. Lo siento con toda mi alma y mi corazón, me pasé mucho ayer y no supe controlarme, pero debes entender que yo estaba enfadado, el jefe me había echado la bronca otra vez y tú ni siquiera me habías dicho que te ibas por ahí a comprar, ¿Y si te vas con otro? ¿Yo cómo sé qué no me estás engañando? 

Pili me mira y sonríe.

  +Yo nunca te engañaría.

  -Pero yo eso no lo sé. Me encanta cuando sonríes, eres preciosa amor, y como recompensa te he comprado todas estas cosas. No va a volver a ocurrir lo de ayer te lo prometo. ¿No estás contenta con todo el dinero qué me he gastado en ti?

Ella asiente lentamente. Me acerco y la beso cuidadosamente la nariz y las heridas que tiene por el rostro. Pili comienza a soltar una risa débil y preciosa. Es un placer que esté a mi lado y que siempre lo vaya a estar. No sé que haría sin ella. 


Y ahora dime, ¿quién es la persona qué de verdad necesita educación y ayuda?

Comentarios

  1. Vengo del puente y me encuentro con 4 entradas nuevas, genial!

    Después de leer esta última digo yo que tendrás por ahí el borrador para una novela no? : ) Buen trabajo y a seguir así!

    P.D. Ese laísmo... : P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias *-* Espero que algún día tenga mi propia novela ;)
      Sí la verdad es que el laísmo es una de las cosas que más debo modificiar.

      Gracias por leerme, es un gran placer.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder

La historia de Ashe