Uno, dos, tres. ¿Te veo?

Borra, grita, vuelve a escribir.
Uno... Dos... Tres...
Respira.

Escribe, rompe, calla.
Tres... Dos... Uno...
Poesía.

Cuenta, el ritmo,
calla, la musa,
coma, tras coma,
te veo.

Uno, dos, tres,
¿Cómo se respira?
Vuela la impaciencia,
muere la idea,
afloran mis miedos.

Uno, tres... ¿Cinco?
¿Cómo funcionaba esto?
Se para el tiempo,
te veo. 

No hay beso,
no hay números,
vienen los pensamientos.

Uno...
Dos...
Tres...
...Tres
... Dos
...Uno

Estoy harta de jugar con el tiempo,
estoy harta de los buenos recuerdos. 
¿no lo ves? No lo quiero,
no quiero quererte porque ya no puedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cómo el feminismo me jodió la vida

Cinder