IV

Podría haber disipado el temor del mundo,

                                          pero el temor del mundo me disipo el alma.



Soy caminante sin geografía,
                                              de esas viajera que solo pasan.




No entiendo que a veces hay que contemplar la nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario