Pseudoreseña #18 Como en Oz en ningún sitio




Título: Como en Oz en ningún sitio

Escritora: Danielle Paige

Editorial: Roca Editorial

Precio: 3.79 €




A veces hay que tener cuidado con lo que se desea, puede que soñar fervientemente con algo lo convierta en realidad, pero esa realidad a lo mejor no es como la que deseabas.




Vengo algo revuelta respecto a este libro. Creo que es de esas historias que te gustan sin más, que no es la novela de tu vida, pero que te entretiene y te hace pasar el rato.

Al principio, no sabía muy bien que puntuación iba a poner a esta novela, pero antes de dar la razón principal por la que he bajado la nota de esta pseudoreseña, voy a hablar un poco de la trama. 

Dorothy ha crecido, y con ella se ha forjado un remordimiento que la lleva acompañando desde el momento en el que golpeó sus  zapatos para volver a Kansas, ella quería volver a su hogar, pero no se había dado cuenta que en realidad la estaba abandonado. Su casa siempre había sido Oz, y deseaba poder tener la oportunidad de volver a caminar por esas baldosas amarillas. 

En su decimosexto cumpleaños, sus deseos se vuelven realidad. Unos zapatos rojos irrumpen su desastrosa fiesta de "Dulces Dieciséis". Por fin volvería a casa, y en esta ocasión, no solo Toto la acompañaría al viaje, también se llevaría a sus tíos. Toda su familia la acompañaría en su nueva aventura.

¿Por qué no le he puesto un punto más al libro en esta pseudoreseña? La novela está protagonizada por una adolescente, y gracias a Dios, se comporta como tal. No es un personaje perfecto y eso es algo que se agradece, es una chica con la inquietudes y los deseos de una persona de su edad.

A veces la historia se me antojaba algo repetitiva y simple, también he observado algunos personajes planos que me sobraban totalmente dentro de la historia (aunque espero que en los próximos libros consigan algo de profundidad) En contraposición a lo anterior, hay personajes con profundidad y que seguramente tengan una gran historia detrás.

Os aconsejo daros un repaso a la historia de El Mago de Oz antes de leeros el libro. Aunque yo recordaba trazos de la famosa película que no paraba de ver cuando era una niña, ha conseguido despertarme otra vez el interés de leerme la historia original.

También la escritora ha cumplido respecto a la hora transmitir y traer de nuevo el mundo de Oz. He vuelto a ver los personajes que tanto me encantaban: el León, el Espantapájaros y el Hombre de Hojalata. Me he reencontrado con esos fantásticos zapatos que tanto deseaba cuando era pequeña, he sentido otra vez las baldosas amarillas en mis pies, y sobre todo, he conseguido saborear la comida que despierta tanta envidia a mi estómago (las mazorcas de maíz con mantequilla y sal que crecen directamente ya cocinadas, me ha perseguido durante toda la trama) 

¿Qué ha fallado? He buscado como siempre información del propio libro para conocer la editorial, de donde procede de forma original, opiniones de todo tipo, y sobre todo, el tema de los precios (en este caso, el libro solo puede encontrarse para Ebook, eso también le quita puntos aunque esté mucho más barato) Y os preguntaréis, ¿y el pero? He podido conocer a través del blog que os voy a dejar por aquí, algo que me ha dejado con los pelos de punta.

Este libro pertenece a una empresa que funciona de una manera algo alarmante. Este tipo de entidades pueden funcionar de dos formas: por un lado, la empresa busca escritores para que escriban una historia que ellos ya han pensado, y por otro, compran historias de los propios autores para quedarse con sus derechos, (por favor meteros en el blog que os he dejado más arriba, está mucho mejor explicado)

Esta empresa de forma específica se llama Full Fathom Five, y es conocida porque solo pagan doscientos cincuenta dolares a los escritores por adelantado, y después, le dan solo un TREINTA POR CIENTO DE LAS GANANCIAS, (cuando he leído esto, me he quedado a cuadros) No me podía creer que existieran este tipo de entidades con tan mala uva, donde los escritores son tratados como malditos esclavos.



Danielle Paige es autora best seller del New York Times de la serie Dorothy debe morir y de la serie Stealing Snow.

Trabaja en la industria de la televisión. Graduada por la Universidad de Columbia, Danielle vive actualmente en la ciudad de Nueva York.




💜💜💜💜💜

Antes de acabar la entrada, he de deciros que he participado en un club literario que ha sido realizado por Arual, creadora del blog Obsesión por la Lectura

Os voy a dejar la lista de todas las personas que hemos participado en la lectura conjunta de este libro. Creo que es una oportunidad única para que leáis otro tipo de opiniones respecto a este libro y que a lo mejor encaje más en vuestra forma de leer este tipo de novelas. Aquí nos encontraréis a todas:

Seguramente siga participando con ellas, y aunque me siento bastante molesta respecto a este libro, también me ha entretenido la historia. No os prometo nada, pero creo que más adelante habrá una reseña de Dorothy debe morir, que es el libro más conocido hasta el momento de esta trama.

💜💜💜💜💜

¿Que pensáis respecto a esto? ¿Os gustaría que os hiciera una pseudoreseña del otro libro? ¿Os interesa este tipo de historias? ¿Lo habéis leído y no estáis de acuerdo con lo que digo? Penséis lo que penséis, recordad que este blog se alimenta de vuestros comentarios, y siempre estoy encantada de leeros. 

Un beso con mucho eco ecobloguerxs, y hasta la próxima.

 (Perdonar como siempre la tardanza)

6 comentarios:

  1. Hola!!
    No me llama demasiado, gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentarme.

      Un saludo con mucho eco.

      Eliminar
  2. ¡Hola! No tenía ni idea de lo de la editorial... Me he quedado a cuadros... A mi me gustó bastante la verdad, mañana subo la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! La verdad es que me mató enterarme de esto. Me dolió en el alma.

      Un saludo, en cuanto puedo me pongo a leeros a todas.

      Eliminar
  3. Me quedo flipando con lo que cuentas de la editorial...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no sabía que existía cosa semejante.

      Un beso con mucho eco.

      Eliminar