Esquina

¡Qué bien! ¡Hoy todos están quietos! Jueves está jugando con Chapa, Rojo duerme al lado de H, 14 ya no me grita... ¡Pero vaya! ¿Dónde está Esquina? No le encuentro, voy a ir a la habitación de Carlos, no quiero que papá y mamá se enfaden, porque si Esquina le hace algo a mi hermano pequeño... Ellos dicen que estaría fatal si me portara mal con él haciendo caso a mis amigos.

Mírale, allí está, Esquina está al lado de la cuna de Carlos... ¿¡Pero qué hace!? ¡Esquina para te vas a caer! ¡Subirse a las paredes es peligroso! ¿¡Por qué no te puedes estar quieto!? ¡No me gustas!

-Sofía, soy Esquina, muérdete.

-¿Por qué dices eso Esquina?

-Muérdete, pégate, muérdete, pega a Carlos. Pégale. Muérdete. No te quieren tus papás. Hazte daño. Pega a Carlos. Aráñate. Muérdete. Aráñale. Pégale.

-Esquina para, no quiero jugar

-Pega a Carlos. ¡Aráñate! ¡Sofía aráñate! Pega patadas, grita, corre, te voy a hacer daño. Te odian.


...



-¡Adriana para! Nada es real ¡Deja de hacerte daño! Por favor no puedo verte así, desde pequeña siempre hemos estado juntas, eres mi prima, por favor para. ¡Adriana no hay nada allí! Escúchame, tienes cuarenta años, eres hija única, y estás en una residencia porque yo ya no podía cuidarte. No empeores por favor, no te vayas más a tu mundo. Nada existe Adriana. No te llamas Sofía eres Adriana, ¿Recuerdas? Esquina, Rojo, H, esos amigos no existen, existimos tú, yo, el tío Manuel, tu sobrina Laura... ¡Adriana por favor no me hagas daño! ¡Duele!

-¡Tú qué sabrás! ¡Ahí está Carlos metido en su cuna! ¡Y yo me llamo Sofía!

-¡Adriana no es verdad! 

-¡Pero te lo juro por todo! ¡Tengo una mamá y un papá! ¡Y juego con mis amigos! ¡Y Carlos siempre llora! ¡Además hablo con mis amigos todos los días, voy al colegio y preparo galletas!... ¿Cómo es eso posible si nada es real?

-Corazón...

-¡Y papá me compra cosas cómo este colgante! ¿¡Lo ves!? ¡Además yo no tengo prima me quieres hacer daño! ¡Aléjate!

-Cariño. Tienes esquizofrenia. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder

La historia de Ashe