Reflexiones nocturnas

Las personas entran en tu vida por algo, pero muchas de ellas se van y sólo perduran en el tiempo y no en el espacio, pocas son aquellas que comparten contigo algo más que recuerdos y estas se cuentan con los dedos de una mano.

Decepcionada, es el adjetivo con el que puedo abrir boca y poneros la miel en los labios. Hace muy poco tiempo he comenzado a salir del cascarón que me envolvía y he vuelto otra vez al mundo de las relaciones sociales que hace tiempo abandoné, y vaya, como se nota que este mundillo me cuesta y a la vez me asusta demasiado. 

Hay cosas que todo el mundo tenemos que aceptar como por ejemplo la soledad. Yo siempre he sido una persona solitaria y en realidad he temido más las aglomeraciones de gente que a esa ausente compañera ¿Qué quiero decir con todo esto? Yo hay cosas que a día de hoy no comprendo, no es que sea estúpida o algo parecido, pero ver la vida en estos momentos tiene una perspectiva totalmente distinta a cuando tenía quince años.

Yo ya me he quitado ese pensamiento del "para siempre" de mi mente, ninguna persona sea quién sea te va a acompañar hasta el día en el que te mueras, eso es absurdo, aún así cuando inicio una relación de amistad con una persona creo que espero más de lo que debería.

Soy muy inocente, siempre he pecado de eso o es lo que me suelen decir. Creo que todo el mundo va a venir con buenas intenciones, que no van a hacerme daño, muchas veces soy muy ilusa y vivo en un mundo de luz y color lleno de paz y amor. Quiero decir, yo no creo que mi postura sea equivocada, pensar mal de los demás a la primera también te impide tener una relación de amistad sana, pero yo voy más allá, creo que nunca me van a hacer daño y eso es imposible.

Sí, estoy decepcionada y bastante triste. Mirando hacia atrás en el tiempo he visto que he compartido camino con muchísimas personas pero que ahora no son más que recuerdos y otras han caído en el olvido. A todas esas personas las he querido con toda mi alma y por lo tanto muchas veces me pregunto ¿Qué es querer? El querer no es algo incondicional, que te quiera en la actualidad no significa que te vaya a querer luego. Las emociones no son estáticas, se puede pasar del amor al odio con tan sólo un paso pero también puede suceder a la inversa. 

No puedo mentiros, muchas veces no soy capaz de entender cuales son las personas adecuadas a las que debo arrimarme, la vida es sencilla, rodéate de gente buena y disfrutarás de ella, el problema es que soy de aquellas personas que no saben a que árbol arrimarse ¿Acaso hay alguna fórmula mágica para saber quienes nos conviene y quienes no? Desde mi perspectiva no creo que exista y eso me da muchísimo miedo. 

Soy una persona que por distintos motivos he tenido que ser fuerte, demasiado fuerte hasta el punto de hacerme daño. He tenido que tirar hacia adelante de mi misma y de las personas que me rodean, he estado cuando no he tenido que estar, y he aguantado responsabilidades que a mi no me correspondían. He adquirido una postura errónea: llorar significa debilidad, debilidad significa malestar y vulnerabilidad, la vulnerabilidad significa problemas y no ser fuerte, y todo esto implica no poder enfrentarme a lo que me rodea. De forma absurda sé que estoy equivocada.

Hace unos párrafos os he dicho que a parte de estar decepcionada tengo miedo. Si leéis el párrafo anterior comprenderéis que huyo de toda situación en la que me puedo encontrar de forma débil o vulnerable, y esto lo he asociado no sólo a encontrarme triste y llorar, sino a todas las emociones. ¿A dónde quiero llegar? Imaginaros por un momento que habéis estado practicamente cinco años encerrados en una habitación y sólo salíais al exterior por compromiso, ahora queréis intentar relacionaros más, la sociedad implica experimentar emociones... Más o menos creo que sabéis por dónde voy. 

Las relaciones sociales íntimas me aterran, me dan muchísimo miedo, me siento muy vulnerable y me pasa esto, me decepciono en vez de intentar tener una postura optimista en la situación que me encuentro. He tenido hace nada una situación de discusión, me he enfrentado a ella pero ahora me siento débil y vulnerable porque estoy triste.

Lo que me choca es que esto tragicamente está a la orden del día, que lo lógico es que te de miedo las relaciones sociales y que pienses mal de todo el mundo (sí, soy una contradicción en mi misma porque como sabéis me tachan de inocentona ya que siempre pienso bien de los demás desde el minuto cero), es normal que en tu entorno te digan que no debes esperar nada de los demás, y además, te intentan enseñar que ser egoísta es la fórmula del éxito. En esta vida para triunfar hay que pensar en uno mismo, parece que el fin justifica los medios. 

Cuando a varios amigos les dije que quería evolucionar como persona e intentar no tener una postura de terror o tener miedo a lo que pueda sentir, me miraron como si estuviera loca, lo lógico es no querer llorar en público o tener miedo a amar a alguien (ese punto en el que no sólo empiezas a querer sino a sentir algo más). No sé si estoy equivocada o estamos en acierto algunos pocos, sólo sé que es muy tarde y que las reflexiones nocturnas acaban mueriendo en la almohada. 

La luna es mi única cómplice
y mis pensamientos se visten de estrellas.

2 comentarios:

  1. Creo que merece la pena relacionarse y permitirse sentir. Sentirlo todo. ¿Por qué no iba a merecerla? El verdadero error sería, a mi parecer, no esperar nada de nadie, porque tanto si nos gusta como si no, somos seres sociales y siempre va a haber parte de nosotros que busque cierta comunicación y empatía. Tampoco hay nada de malo en decepcionarse. La decepción es lo que nos mantiene los pies en la tierra, nos llama a ver la realidad con una perspectiva diferente, es necesaria para evolucionar. Y evolucionar, progresar como persona, es lo más acertado que pueda uno querer.

    Es difícil, es incómodo y conlleva ansiedad y malos tragos que mucha gente no comprendería porque tiene otra forma de afrontar la vida (o bien es la crème de la crème en cuestiones de inhumanidad). Pero tú no eres así. Eres diferente. Primero comprenderás las cosas y después las afrontarás. La mayoría ni siquiera hace autorreflexión, autocrítica. Eso te da ventaja.

    Es una buena reflexión, sí. La gente viene y va, no hay "para siempre" más que en la inmovilidad de la memoria, el mayor y más constante desasosiego.
    Sin embargo, "Todo fluye", que decía Heráclito. Todo está en constante cambio. La gente debe ir y venir, pues si unos se quedaran y no vinieran otros nuevos, tú no cambiarías, ahora no serías la mujer que escribe esta reflexión.

    Por si no ha quedado clara mi opinión, no estás equivocada. Rechazo que la clave del éxito sea el egoísmo (también porque el concepto de éxito está distorsionado, de hecho, el verdadero éxito reside dentro de uno mismo). Tu pensamiento y duda me parecen admirables y por ello, entre otras cosas, creo en ti como persona y tengo la firme convicción de que aprenderás y mejorarás.

    Sin miedo no hay valentía.

    Atte.

    Una cobarde en vías de mejorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, hasta el momento ha sido uno de los que más me han gustado, me he sentido apoyada y acompañada (Disfruto de la soledad, pero soy una persona difícil de sobrellevar, soy demasiado curiosa y eso significa freírme a preguntas, y cosa que no consigo responder, cosa que se me atraganta. No soporto las dudas) Te estaría agradeciendo infinitamente tu aparición por el blog, pero como eso sería hacer todo esto mucho más pesado (y según lo que dicen el tiempo es oro y además este vuela), resumo todo lo que quiero decirte en lo siguiente:

      -Las palabras están claro que mueven el mundo, y muchas veces sentirse comprendido es la mejor ayuda que puedes conseguir para seguir hacia adelante.

      -Según lo poco que he leído, me pareces de esos valientes que os demás visten de cobardes.

      -No sabes lo que significa para mi haber conectado con otra persona (vete tú a saber quién) en referencia a mis reflexiones nocturnas (me hace muy feliz, y sobre todo parece que eres inteligente por lo que la felicidad se multiplica por dos. Las personas inteligentes siempre me habéis maravillado, no sé como lo hacéis pero soléis encontrar la respuesta a todas vuestras preguntas)

      -Te envió suerte y ánimos para el camino que te espera con tu situación de "en vías de mejorar" Las situaciones complicadas y cuesta arriba son las que más merecen la pena.

      Espero volverte a ver pronto por aquí, valoraré mucho tus visitas. Un abrazo y nuevamente, gracias.

      Eliminar