¿Qué nos queda?

¿Qué nos queda?
Mírame a los ojos y dímelo.
¡Pero habla!
¡Deja de llorar!
¡Dime!
 ¿¡Qué nos queda!?

Con sólo mirarme no solucionas nada,
sal del cristal y consuela mi aliento,
abrázame,
¡Quiero abrazarme maldito espejo!

Dime mi delirante ser,
caos llamado corazón y a veces alma,
dime mi parte extraña
¿Qué nos queda?

Quiero entender que viene después de los abrazos,
de las decepciones,
de las lágrimas,
de los besos,
de alcanzar las nubes y de tocar el cielo.

Dime mi locura ordenada,
esperanza y oscuridad,
dime mi otro yo
¿Qué nos queda?

Quiero abrazarte,
quiero ser humana,
déjame abandonarme por un momento,
déjame entrar en el cristal y crear del instante un bello recuerdo.

Dime mi yo,
¿Qué nos queda?

....

¿Sabes lo qué nos queda?
Nos queda sólo recuerdos,
delirantes caminos abruptos,
soledad de fuego,
libertad de jirones,
agujas sin hilar,
oportunidades nuevas y otras de hielo.
Eso queda callada yo,
eso queda absurdo reflejo.

Ahora ven,
ven que quiero sólo un abrazo,
déjame ser algo más humana para que me salgan alas y pueda volar lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario