A los anónimos poetas

La escritura obsesión de pocos y desprecio de muchos. Si supierais el trabajo que hay detrás de cada frase, de cada palabra escrita, de cada pensamiento poético, entenderíais la frustración de los versos corrompidos.